El principal objetivo  de este blog, es acercar el mundo de los mercados financieros a los lectores, en clave didáctica. Para ello nada mejor que alguien que se dedica profesionalmente al mundo del trading, como José María Real (gestor de futuros, que presta sus servicios profesionales al inversor Ram Bhavnani), para que nos cuente su experiencia y nos dé algunos consejos.

Desde aquí quiero darle las gracias públicamente, por su buena disposición a colaborar y por haberme ayudado a crecer como operador, haciendo que fuera consciente del tipo de estrategias se adaptan a mi psicología particular y con las que  siento más comodidad (aunque esto es algo, que no sé si sabe José María).

Entrevista a un trader profesional: José María Real.

Hola José María:

  • ¿Puedes explicarnos a qué te dedicas actualmente?

Hola Javier. Desde hace tres años trabajo para Ram Bhavnani en Casa Kishoo, como gestor de futuros sobre materias primas y asesor de su principal Sicav, Kalyani. También estoy creando en la empresa una especie de “incubadora de traders”, formando a personas que se interesen por este mundo y fichando a los que ya están operando con buenos resultados.

  • ¿Cómo comenzaste en esto del trading?

Estudié economía y siempre tuve interés por los mercados financieros, aunque en la carrera se estudia muy poco sobre ellos, por no decir nada. En 1997 una empresa constructora local contactó con estudiantes de último curso de la Universidad de La Laguna, y fui seleccionado para gestionar su cartera bursátil. Durante unos meses estuve preparándome pero, antes de firmar el contrato, el responsable de la empresa me llamó desde Chile diciéndome que habían tenido que huir del país por “problemas” con la administración, así que me quedé sin el trabajo. Como ya me había interesado en serio por los mercados, conseguí reunir unos pequeños ahorros familiares para probarme en la bolsa. De ahí pasé al futuro del Ibex, ya con sistemas automáticos, y después al dax, al bund y a las materias primas.

  • ¿Cómo te definirías como trader?¿Cuál es tu estilo?

Ya a finales de los 90 me di cuenta de que el trading discrecional no era lo mío. Necesitaba unas reglas fijas para mi operativa, unas estadísticas históricas fiables y que fuera el ordenador el que introdujera las órdenes, así que me centré en el trading automático. Siempre he usado sistemas tendenciales, no porque tenga predilección por ellos sino porque no he encontrado sistemas antitendenciales que me convencieran. Hasta el 2011 eran siempre sistemas continuos, pero en el futuro del petróleo he podido desarrollar sistemas intradiarios con buenos resultados.

  • ¿Cuánto tiempo tardaste desde que empezaste hasta que conseguiste tener una operativa rentable y  consistente?

Empecé a operar en el 98, hasta el 2001 no tuve una operativa seria, y todavía pasaron un par de años más hasta que los resultados fueron satisfactorios. Podría decir que unos 5 años, aunque si definimos como consistencia ganar todos los meses, o incluso todos los trimestres, tengo que reconocer que nisiquiera ahora lo he conseguido.

  • Debido a tu posición, has debido conocer a una amplia variedad de traders profesionales  ¿qué capital suelen tener aproximadamente los que viven de esto?

Depende de si lo hacen por cuenta propia o ajena. Los pocos traders profesionales por cuenta propia que he conocido y que han conseguido vivir del trading durante varios años siempre han tenido cantidades superiores a los 100.000 euros, que es lo mínimo con lo que considero que se podría empezar.

Con ese capital, y consiguiendo una rentabilidad anual media del 20%, lo que te situaría como uno de los mejores traders del mundo, estarías ganando un sueldo anual bastante modesto. Y lo que es peor, no serían unos ingresos constantes, sino que algunos años ganarías 50.000 euros, por ejemplo, pero otros perderías dinero. Mentalmente es agotador y muy frustrante estar trabajando todo un año para perder dinero, la mayoría de la gente sería incapaz de soportarlo, y sin embargo es algo para lo que todo trader debe estar preparado.

Si hablamos de gestionar dinero ajeno, el razonamiento es similar pero hay que multiplicar por 5 esa cantidad mínima, ya que en principio lo normal sería ganar aproximadamente un 20% de las plusvalías.

  • ¿Qué expectativas de rentabilidad y riesgo crees que debería tener alguien, que acaba de empezar o acaba de interesarse, por el trading y la inversión?

En cuanto a rentabilidad, es utópico pensar que vamos a poder ganar más de un 30% anual. Se puede conseguir durante uno o dos años con mucho apalancamiento, pero antes o después llegará el batacazo. De hecho, un buen trader debe marcarse ganar a largo plazo entre un 10 y un 15% anual, con un riesgo que no supere el 20 o 30% en su peor mala racha. Yo uso el ratio ganancia anual/peor serie de pérdidas para evaluar a los traders y, aunque es posible conseguir ratios de hasta 5 en periodos de un año, por ejemplo, mantenerse entre 0,5 y 1 en periodos de más de 10 años ya sería todo un logro.

  • Seguro que también conoces a alguien que lo intentó y perdió todo o la mayor parte de su capital. ¿Qué errores crees que cometió?

De esos sí que hay a patadas, desgraciadamente. Normalmente se cae en el excesivo apalancamiento, y eso ha empeorado en los últimos años, con brokers que permiten apalancarse hasta 400 veces. Con un apalancamiento así, si tienes una cuenta de 10.000 euros y pierdes el 1% del nominal (y eso puede pasar en un minuto sin que al broker le dé tiempo de cerrar tus posiciones), no es que pierdas tu capital, sino que pasas a deberle 30.000 euros al broker.

Con operativas serias y apalancamientos razonables, el principal error suele ser creer que se va a ganar más de ese 10 ó 15% anual que mencionaba antes. Eso hace que buenos traders intenten vivir de esto con capitales de 30 o 40.000 euros y, aunque ganen dinero, año a año se van descapitalizando porque tienen que hacer frente a sus gastos corrientes.

  • ¿Por qué decidiste trabajar para el Sr. Ram Bhavnani en Casa Kishoo en lugar de ser independiente?.

Porque cometí ése último error del que hablaba en la anterior pregunta. Yo en el 2001 después de una temporada de grandes resultados me creí el novamás, y cometí la imprudencia de pedir un crédito para disponer de dinero suficiente para vivir del trading. Pero ese dinero no llegaba a los 100.000 euros, y aunque mis rendimientos fueron buenos, no fue suficiente, así que en el 2010 ya estaba prácticamente descapitalizado. Por tanto, aunque mi ilusión habría sido ser trader por cuenta propia, la falta de capital me obligó a buscar otra salida.

Como no quería salir de Tenerife, me puse en contacto con Cajacanarias, cuya reacción fue algo así como “¿Que te dedicas a qué?”, así que se me ocurrió presentarme en las oficinas de Casa Kishoo, que además están a 10 minutos de mi casa caminando. Ahí la acogida fue diametralmente opuesta. Estuve un par de horas explicándole al Sr. Ram mi forma de trabajar, y tuve la suerte de que decidiera darme una oportunidad.

  • ¿Nos recomiendas algún libro que a ti te haya parecido relevante?

La verdad es que no he leido más que un par de libros de trading. Aprendí a programar con el manual “Estrategias de inversión con Visual Chart”, y me vino muy bien el “Leones contra gacelas” de Cárpatos, pero casi todo lo que he aprendido ha sido en los propios mercados o en internet.

  • Finalmente, ¿Qué consejos le darías a alguien con poca o nula experiencia?¿Por dónde debería empezar?

Primero tiene que ser consciente de lo difícil que es esto. Aunque la publicidad de algunos brokers quiera hacernos creer lo contrario, es muy raro llegar a los mercados y empezar a ganar dinero. El trading es como cualquier otro trabajo, salvo que seas un genio sólo se puede llegar a ser bueno con mucho esfuerzo y muchas horas de estudio, y ese aprendizaje puede hacerse de forma autodidacta o mediante un curso. Ahora hay muchísima información sobre trading en internet, con lo que sabiendo buscar se puede aprender bastante, en este sentido recomiendo leer los artículos de manualdebolsa.es y bucear en el foro de X-Trader.

Respecto a la posibilidad de formarse mediante un curso, mi único consejo es que hay que evitar los que hablen de rentabilidades astronómicas. 

 

Muchas gracias José María por tu tiempo.