Algunos especuladores profesionales,  y los emprendedores en serie, que montan negocios de moda para luego venderlos (sacándolos a bolsa), utilizan básicamente la misma estrategia. Lo que varía es la implantación de la estrategia, pero la estrategia en sí, es la misma. Se llama seguir la tendencia.

Muy a menudo se usa el término seguimiento de tendencia o trendfollowing en inglés, para designar una estrategia que es muy popular. Esta estrategia está muy extendida por internet y en los foros de inversión. Diría que es la más extendida. El dicho “la tendencia es tu amiga” podrás encontrarla en la práctica totalidad de webs que hablen de inversiones, trading  y similares. Hay libros enteros dedicados en exclusiva a esta estrategia.

 

Y efectivamente, la tendencia es la amiga del seguidor de tendencias, pero…

…este es un concepto peligroso si no se entiende bien.

Los especuladores profesionales que siguen tendencias, actúan de alguna manera como los emprendedores en serie. Son capaces de identificar tendencias claras y lanzarse a una campaña especulativa, o a montar un negocio que explote la nueva tendencia…mientras dure. Mientras tanto, siguen buscando en los mercados y cambian de caballo tan pronto como detectan a un nuevo ganador.

 

Ilustrémoslo con un ejemplo:

 

Estrategia tendencial: Sistema Donchian de 4 semanas.

 

Este sistema fue ideado por Richard Donchian, al que habitualmente suele atribuírsele la paternidad de esta disciplina.

El sistema está basado en cortar las pérdidas rápido y dejar correr los beneficios. Y en él, se basó el éxito, de las tortugas de Richard Dennis.

Las tortugas son un grupo de especuladores, seguidores de tendencias, que se hicieron famosos en los años 80 operando con materias primas y obteniendo elevados beneficios.

Algunos de ellos, se independizaron posteriormente, creando empresas de trading que siguen en funcionamiento en la actualidad como:

- Cheasepeake

- Eckhardttrading

- EMC Trading

- Hawksbill Capital

- Saxon Investment

y podéis ver cómo lo están haciendo, los principales seguidores de tendencias, aquí .

Lo más importante que hay que saber de esta historia, no es sólo el sistema (las reglas que usaron para operar) sino que los 80 fueron unos años con alta inflación y en los que las materias primas desarrollaron fuertes tendencias. Tendencias que pudieron explotarse con éste sistema.  Posteriormente he leído en varios foros que el sistema ya no funciona porque al darse a conocer, lo usaba todo el mundo, bla, bla, bla. El sistema aplicado a materias primas, no ha tenido muy buenos resultados últimamente, porque el catalizador ya no estaba allí.

 

Desarrollemos un poco esto.

Simplifiquemos el sistema original y usemos unas reglas muy simples a efectos didácticos:

  • Compraremos si el precio sube, por encima del máximo de los últimos veinte días (4 semanas).
  • Venderemos si el precio baja por debajo del mínimo de los últimos veinte días.

 

Esto es lo que hubiera pasado si aplicamos el sistema a un ETF del índice NASDAQ:

Donchian--QQQ---Equity

Donchian---QQQ---Drawdown

 

Nuestros 10.000 dólares iniciales, transformados tras más de diez años de operativa en…12.084 dólares.

Esto si lo hubiéramos hecho a las acciones de la empresa Apple:

 

Donchian---AAPL---Equity

 

Donchian---AAPL---Drawdown

 

Nuestros 10.000 dólares, convertidos en 601.882, aunque hubiéramos llegado a tener 1 millón en algún momento.

 

Esto si lo hubiéramos aplicado a las acciones de la empresa Tesla Motors:

 

Donchian---TESLA---Equity

Donchian---TESLA---Drawdown

 

Hay que tener en cuenta que el histórico de Tesla es muy inferior. 10.000 dólares transformados en más de 30.000.

Resumen de la estrategia.

Comparativa Donchian

Vemos que el porcentaje de operaciones ganadoras es muy similar: 45%-50% de las operaciones son ganadoras en todos los casos.

Rentabilidad anual, 1,45% para el NASDAQ operando durante más de 10 años y soportando unas pérdidas del 55,58% en algún momento.

Sin embargo, si lo hubiéramos aplicado a Apple o a Tesla Motors, la rentabilidad hubiera sido de más del 30% anual, aunque habríamos soportado unos drawdowns (pérdidas máximas soportadas en algún momento del tiempo aplicando el sistema) elevados, de hasta un 72,27% en Tesla.

Si hubiéramos aplicado éste sistema en Apple, durante algo más de 10 años, empezando con 10.000 euros, habríamos llegado a tener más de 1 millón de euros.

La moraleja que debemos extraer es:

  • Si aplicamos este sistema al “mercado”, lo que obtenemos es…nada. Mucho riesgo. Los mercados maduros en su conjunto no funcionan en modo tendencial, sino en modo reversión a la media. Son mercados que ya mantienen cierto equilibrio de fuerzas de oferta y demanda. Los sistemas tendenciales necesitan una fuerza propulsora para poder usarlos. Los traders profesionales suelen llamarla “catalizador”. Nuestra primera tarea para operar con éstas reglas es encontrar activos que tengan detrás un catalizador que provea de esa fuerza propulsora.
  • El Sistema Donchian de 4 semanas no es un sistema completo… porque lo más importante de un sistema completo es a qué activos le aplicamos unas reglas de compra y venta como éstas.
  • Las tortugas tuvieron éxito en los 80 porque aplicaron éste sistema a unos activos (las materias primas) que tenían una fuerza propulsora detrás, un catalizador: unas condiciones monetarias que eran fuertemente inflacionarias. Las condiciones del entorno en los últimos diez – veinte años no han sido tan inflacionarias…por eso el sistema dejó de funcionar…en las materias primas.
  • El sistema es muy volátil, puede tener elevadas rentabilidades pero a costa de soportar fuertes pérdidas. ¿Serías capaz de seguir operando con él cuando has perdido el 70% del capital? Aquí es dónde las emociones nos juegan malas pasadas.

 

Empieza a hacerte la siguiente pregunta: ¿Cómo encontrarás catalizadores capaces de  crear tendencias? 

Hazte esta pregunta cada día, varias veces al día, durante diez días seguidos y ve elaborando una lista con las ideas que se te ocurran. 

Abordaré este asunto próximamente en el blog.

 

Si quieres saber más te recomiendo estos libros (en inglés):