vivir-bolsa-ordenadorDesde luego que es posible vivir de la bolsa. Hay personas que lo hacen, aunque son una minoría.  Hay que ser muy realistas al respecto y hacer una reflexión correcta. Por alguna razón, cuando se nombra la palabra “bolsa” e inversiones, automáticamente aparecen en nuestras mentes imágenes de riquezas sin límites, increíbles pelotazos, y demás milongas.

Yo solía hacerme esta pregunta muy a menudo, por lo que he podido reflexionar ampliamente sobre este tema.

Veamos las cosas que creo que hay que tener en cuenta:

 

 

¿Cuánto necesito para vivir? ¿cuál es mi objetivo de ingresos mensuales?

La respuesta dependerá en función de cada uno, pero para tener unas expectativas realistas, asumamos estas opciones:

1.- Salario medio en lugar de residencia, en mi caso, España. Según publicaba intereconomía: 22.635 euros.

2.- Salario más frecuente en lugar de residencia (sigue siendo España). Según publicaba expansión: 15.500 euros.

3.- Tengo un trabajo que quiero dejar para vivir de la bolsa y quiero ganar lo mismo.(…escribe tu propio número…)

4.- Cualquier otra opción que se te pase por la mente.

 

Cómo podemos ver, existe una diferencia muy apreciable, entre salario medio y salario más frecuente. Quizá te estés preguntando a qué se debe. Esto es lo que pasa con las estadísticas y las medias. Hay que llevar mucho cuidado con ellas. Ilustrémoslo con un ejemplo: Supongamos que en todo el país hay 4 personas, 3 de ellas ganan 15.500 euros y la cuarta gana 40.040 euros (casi tres veces más). El salario más frecuente serían 15.500 euros, y el salario medio 22.635 euros. En la práctica las diferencias son mucho mayores, el diario Público dio a conocer la noticia de que la diferencia media entre la alta dirección y el salario medio de la empresa es de 17 veces en las empresas que forman parte del Ibex35. Llegando a los extremos de Banco Santander, dónde los directivos ganan 63 veces más que la plantilla, o Telefónica y BBVA donde la diferencia es de 37 veces. Si sufrías preguntándote por qué no ganas el salario medio, ya puedes dejar de hacerlo.

 

¿Qué rentabilidad es razonable conseguir?

Éste es otro aspecto, en el que es fundamental, tener expectativas razonables como inversores. Sobre todo, si no tenemos una estadística propia de rentabilidad o una estadística de las estrategias que vayamos a utilizar (y ya se sabe: rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras…). Lo lógico es coger la rentabilidad promedio (¡ojo¡ , ¡que aquí pasa lo mismo que con el tema de los salarios!) del activo en cuestión en el que pretendemos operar. Cogemos la rentabilidad promedio, porque en éste caso sí podemos obtener los extremos, tanto al alza, como a la baja.

Según publica Antti Ilmanen, en su excelente libro Expected Returns: An Investor’s Guide to Harvesting Market Rewards (Wiley Finance Series), el conjunto de bolsas mundiales ha tenido un rendimiento promedio del 8,6% desde el año 1900. Este rendimiento, no tiene en cuenta impuestos, ni inflación. (Aviso: Aquí no venderemos milongas de que se puede ganar un 30% consistentemente, ni nada de eso. Eso lo consiguen los profesionales que están en lo más alto, ¿te crees Michael Jordan?…revisa tu ego.)

Finalmente llegamos a la última pregunta:

¿Cuánto capital necesito para vivir de la bolsa?

Si como inversores conseguimos ese 8,6% de rendimiento medio a largo plazo (y créeme, la mayoría no lo consigue, debido a la falta de control emocional, no tener una estrategia…) necesitaríamos un capital de 180.232 euros para poder vivir de la bolsa, ganando el salario más frecuente.

Si lo que quieres es que tanto tú, como tu cónyuge, podáis vivir de la bolsa, entonces ya necesitáis 360.465 euros de capital, para poder ganar el salario más frecuente en España de 15.500 euros, cada uno.

Sinceramente, en mi experiencia como profesional de banca, este capital apenas lo tenían unos pocos, en sucursales cuya clientela podía ser de mil personas.

Si queremos vivir de la bolsa, y ganar el salario medio de 22.635 euros dos veces (pareja trabajadora), entonces necesitamos un mínimo de 549.651 euros de capital. 

Si la cantidad que quieres ganar es muy superior entonces el capital necesario se dispara a cotas inimaginables.

 

Pero aún hay más…

…cosas que tener en cuenta:

Si tenemos el capital del punto anterior y obtenemos la rentabilidad promedio, aún estaremos expuestos a increíbles vaivenes. Esto puedes verlo en la noticia que publicó intereconomía: mejores años y peores años de la bolsa española. Como ves, el peor año de los últimos 180 años fue 2008, con unas pérdidas del 40% y el mejor 1986 con unos beneficios del 108%.

¿Qué habría pasado si teniendo 549.651 euros te lanzas en el 2007 a operar… y pierdes un 40%? Al año siguiente, tendrías un capital de partida de 329.790 euros…

Esto quiere decir, que tenemos que tomar más precauciones para hacer las cuentas (es decir que hace falta más capital aún), pero esto lo dejamos para una segunda parte de este artículo.