En este artículo voy a exponer, qué técnicas han funcionado en el pasado (y esperemos que lo sigan haciendo en el futuro), para obtener rentabilidad del mercado, usando un enfoque de análisis fundamental, estilo valor o value investing, y  desde una perspectiva estadística.  Como expuse aquí, creo que la manera más conveniente de enfocar la construcción de una cartera de acciones para un inversor particular, es usar una perspectiva estadística, pues debido a la escasez de conocimientos especializados y tiempo disponible, es la más productiva. En el futuro, abordaré también el enfoque de análisis técnico, desde una perspectiva estadística o cuantitativa, para posteriormente construir una estrategia que utilice ambos enfoques conjuntamente.

rebajas-analisis-fundamental

Análisis fundamental: Invertir en valor (Value Investing).

La bolsa y los mercados financieros, son un campo sumamente atrayente para una gran cantidad de personas. Su atracción es como un canto de sirena, no sólo por las recompensas monetarias que ofrecen a quienes entienden su funcionamiento sino también, por el desafío intelectual que representan.  Entre esa gran cantidad de personas atraídas, se encuentran algunas mentes realmente brillantes, que desarrollan su labor en el ámbito académico, y que estudian continuamente la manera de extraer rentabilidad de la bolsa. Su interés es de tipo académico (son estudiantes, profesores universitarios, investigadores…)  y aunque tú no hayas tenido consciencia de su existencia, lo cierto es que los resultados de dichas publicaciones, están al alcance de cualquiera que las busque. Como inversores no necesitamos reinventar la rueda. Pero sí debemos estar pendientes de los continuos estudios que salen de las facultades de todo el planeta, porque nos interesan. Obviamente usaremos esta información como punto de partida para construir nuestras estrategias.

La inversión en valor, cuya fundación se atribuye a Benjamin Graham, se basa en estas premisas básicas:

  • Sólo un necio confunde valor y precio.
  • El mercado es maníaco – depresivo,  y sobre-reacciona a las noticias debido a que las emociones, de miedo y euforia, se apoderan de los inversores. Estas emociones, anulan los centros de razonamiento lógico, activando una respuesta de estrés tipo lucha o huida. Al fin y al cabo, la naturaleza humana tiene mucho de emocional, y no es tan racional como cabe suponer. Como la formación de precios está basada en las expectativas, en los extremos se produce un “error” de valoración por parte de los inversores, por lo que los precios suben más allá del valor intrínseco real en los mercados alcistas y bajan más allá del valor intrínseco en los mercados bajistas.
  • Esta diferencia entre precio y valor representa una oportunidad para obtener rendimientos superiores al mercado.
  • A largo plazo opera el principio de reversión a la media, por lo que cabe esperar una recuperación de los precios.

 

GRÁFICO VALOR – PRECIOS – EXPECTATIVAS

Valor - Precio - Expectativas

Visto lo anterior: ¿cómo construimos una estrategia que funcione?

El inversor se mueve en un entorno de incertidumbre. Aquí no vale hacer predicciones, porque las predicciones fallan. Las empresas quiebran cuando la economía, el sector, o la propia empresa entra en crisis. Este es nuestro principal peligro, seleccionar empresas que acaben quebrando, y por tanto se cumplan las expectativas más agoreras.

A continuación voy a exponer varias cosas que funcionan, algunas fuentes publicadas y una advertencia muy importante.

Value investing estadístico ¿qué ha funcionado en el pasado?

Una selección de empresas con estos criterios debería dar buenos resultados a largo plazo.

  • Seleccionar acciones con los menores Precio/Beneficio (PER).
  • Seleccionar acciones con los menores Precio/Cash Flow .
  • Seleccionar acciones con las mayores Rentabilidades por dividendo (y ojo con esto, porque reinvertir los dividendos es muy importante).
  • Seleccionar acciones con los menores ratios Precio/Valor Contable.
  • Seleccionar acciones que hayan tenido compras recientes de Insiders (Directores, Empleados, Consejo Administración).
  • Seleccionar acciones de pequeña y mediana capitalización (SmallCaps), pues los flujos de dinero entrando y saliendo de ellas ocasionan movimentos más fuertes de precios que en los Blue Chips.

Para estudiar con mayor profundidad lo anterior os recomiendo que leáis lo siguiente:

Muy importante:

La mayoría de estudios de este tipo, realizan la investigación de la siguiente manera:

Parten de un universo de acciones de un mercado concreto, quizá todas las acciones de ese mercado (lo que puede representar miles de acciones en el caso USA).

Clasifican dicho universo total de acciones, en cuartiles, deciles…, es decir, dividen el total universo, por ejemplo en diez partes, ordenando las acciones de mayor a menor valor , en función de uno de los ratios citados.

Construyen una cartera con cada una de esas partes. Eso quiere decir que:

  • La estrategia está siempre en el mercado, con periodicidad trimestral, semestral o anual, se venden las acciones que ya no forman parte de la selección y se compran las que han entrado a formar parte de ella, independientemente de si el mercado es alcista o bajista, nunca se está en liquidez. Por tanto, es una estrategia que requiere rotar la cartera de manera continuada durante largos periodos de tiempo y contar con una elevada fortaleza psicológica.
  • Las carteras están muy diversificadas (con cientos de empresas distintas). Este enfoque, evita que las que quiebren definitivamente, dañen de manera significativa el patrimonio invertido.

Para implantar esta estrategia con éxito, debes seguir esas pautas, para lo cual hace falta…bastante capital en la práctica, ya que no es adecuada una cartera típica de un inversor pequeño, con cinco o diez acciones.

Si has comprado acciones con PER bajo y no has obtenido resultados, quizá la falta de diversificación haya sido tu mayor error. No es cuestión de comprar  las dos o tres acciones con el PER más bajo de la bolsa. Es cuestión de poner la ley de grandes números a funcionar a nuestro favor, y para ello hay que tener una cartera muy amplia.

Si no cuentas con el capital suficiente necesario, debes implantar esta estrategia seleccionando un fondo de inversión, que haga lo que se ha expuesto. Quizá no sea tan divertido como hacerlo uno mismo, pero será rentable .

¿Qué buscas diversión o rentabilidad?.

Si te ha gustado y quieres mantenerte al día, suscríbete por correo electrónico , sígueme en twitter o conecta por LinkedIn.