Introduje la bolsa con la metáfora: “la bolsa es un juego”, porque a efectos didácticos me parece adecuada. Está claro que la bolsa es algo muy serio. Veamos la verdadera naturaleza que tiene este juego, tan serio.

naturaleza-del-juego-bolsa

La bolsa: ¿Cuál es la verdadera naturaleza del juego?

Lo que voy a decir a continuación va a hacer que te rechinen los dientes:

“La bolsa es un juego en el que todos participamos.”

Quizá tu mente , llena de ideas como la taza que vimos en la introducción, se esté rebelando en estos momentos. ¿Cómo que todos? ¡ Yo no tengo ni una sola acción ! ¡ Yo no estoy participando !

¿Estás seguro?

Supongamos que no tienes acciones, ni fondos de inversión, ni depósitos estructurados, ni planes de pensiones, ni nada parecido (en cuyo caso, sí tendrías participación directa).

Voy a hacerte varias preguntas y a responderlas por ti:

Comencemos por algo sencillo:

  • ¿Qué es una acción?  Una acción es una parte de la propiedad de una empresa. Si tienes alguna, estás participando en el juego y eres consciente.

Supongamos que no tienes ninguna.

  • ¿Tienes dinero?  Si no tuvieras nada. Cero. Seguramente no estarías leyendo esto. Pero aunque así fuera. De alguna manera, estarías participando en el juego. Ésto lo dejo para un poco más adelante.
  • ¿Dónde tienes el dinero? Si lo tienes en un banco… ¿Acaso no cotiza este banco en bolsa? ¿No te afecta de ninguna manera la evolución del banco? ¿Estás seguro?.

Supongamos que no tienes el dinero en el banco.

  • ¿Tienes una empresa?¿Trabajas para una empresa?
  • ¿Crees que alguno de tus clientes o proveedores tendrá acciones, fondos, planes de pensiones? Si uno solo tiene, ¿crees que si sus acciones suben tendrá mejor humor, más dinero,  y ganas de comprar tus productos?
  • ¿Y los clientes de tus clientes? ¿Tienen acciones?
  • ¿Trabajas para una empresa que cotiza en bolsa?
  • ¿Tu empresa vende su producción a una empresa que cotiza en bolsa?
  • ¿Tiene tu jefe , o la propia empresa para la que trabajas, inversiones el bolsa?
  • ¿Crees que la evolución de estas inversiones, te puede afectar de alguna manera? ¿Aunque no sean tuyas directamente?.

Para no ser pesado, voy a parar aquí. Pero quiero que seas consciente, de que lo sepas o no, participas de alguna manera en el juego. Un juego de naturaleza económica, del que la bolsa forma parte. Si tus compras enriquecen a la persona que fabrica los productos que adquieres, y ésta persona invierte en bolsa sus ahorros (un dinero que en parte proviene de tu consumo), de manera indirecta estás influyendo en las cotizaciones.

Cuando bajas o aumentas tu nivel de consumo, y te sumas a otros en este comportamiento, se produce una reacción en cadena que afecta a la bolsa.

De igual manera, de manera indirecta, la bolsa afecta a la economía de tu hogar. Aunque no sepas aún muy bien cómo.

Hacerte consciente sólo es un primer paso…

 

¿Te imaginas jugar a un juego… sin saber que estás jugando? ¿Sin conocer las reglas por las que se rige?

 

En este juego hay varios tipos de jugadores.

Unos conocen todos sus elementos

Conocen a los jugadores y sus personalidades . Conocen el tablero en el que se desarrolla el juego. También conocen las reglas del juego. Y conocen las estrategias para ganar en él.

Otros creen conocer el juego…

pero en realidad lo que saben, es su interpretación de lo que otros jugadores más avanzados les han hecho creer a través de libros, revistas, entrevistas en periódicos, etc.

¿Te guías por los dichos populares sobre la bolsa? .

¿Sabes qué significan exactamente estos dichos populares? ¿Estás seguro?

¿Qué significado tiene la siguiente cita?:

“Antes entrará un camello por el ojo de una aguja, a que un rico entre en el reino de los cielos”.

A primera vista, tomando la cita literalmente , parece que un rico nunca podrá entrar en el reino de los cielos. Incluso parece, que ser rico sea una falta o un delito que impida entrar allí.  Pero..¿conoces el contexto histórico de esta cita?

Dicen que en la antigüedad, en las ciudades amuralladas, había unos agujeros, llamados ojos de aguja. Cuando caía la noche y las puertas principales se cerraban, los que querían entrar a la ciudad tenían que hacerlo por allí. Los comerciantes, que normalmente usaban camellos para transportar la mercancía, no podían entrar a la ciudad, porque esos agujeros, eran demasiado pequeños para los camellos. De manera, que un comerciante (quizá un rico de la época) si quería entrar, tenía que dejar fuera todas sus posesiones.

Quizá en este contexto, la cita cobre otro significado y simplemente signifique: que al reino de los cielos, no nos podemos llevar ninguna posesión material. El sentido delictivo,  ya no lo parece tanto.

Por último, hay otros jugadores de este juego…

que ni siquiera saben que están jugando.

 

¿Quién crees que va a ganar el juego?

¿Quién crees que va a perderlo?

¿No te parece que pueda haber un interés, en que haya jugadores que no conozcan las reglas y otros, que ni siquiera sepan que están jugando?

 

Y lo más importante:

¿Qué clase de jugador eres tú?