He de reconocer que me ha costado tomar la decisión.

Antes de iniciarme a esta aventura no era muy partidario de las redes sociales, al menos de algunas de ellas, y en especial de Facebook:

  • Me disgusta que tenga que cederles mis datos y comercien con ellos.
  • Me disgusta perder control sobre mi vida privada, no por la gente que me importa, sino por el carácter “chismoso” del español medio.
  • Me disgusta que no borren mis datos/fotos/archivos si me doy de baja.
  • Me disgustan los términos y condiciones de acceso, que casi parecen una enciclopedia jurídica.

manualdebolsa_facebook

Cuando comencé a escribir en el blog, lógicamente comencé a estudiar no sólo cómo hacerlo (toda la página la he montado yo solito con ayuda de muchos tutoriales y una plantilla magnífica de Site5, pero que me costó horas y horas  de adaptar a nuestro idioma, modificar imágenes, etc), sino que también empecé a estudiar cómo promocionarlo, cómo conseguir lectores, cómo posicionar la página en buscadores, cómo escribir mejor los artículos, etc. 

Tenía que aprender y rápido, pues no podía permitirme que todo eso lo hiciera otro, mientras yo había perdido mi empleo en el ERE tan enorme que realizó la entidad financiera para la que trabajaba.

Quizá mis planes de trabajar para otro e invertir por mi cuenta, para alcanzar la independencia financiera, se habían visto truncados, pero lo que no te mata te fortalece y si hay algo de lo que siempre he sido capaz es de sacar fortaleza en los momentos de mayor debilidad. De ser capaz de no hundirme, pasar página rápido o muy rápido y mirar al futuro con ilusión y entusiasmo.

Sé que aún me queda mucho camino por recorrer, pero estoy muy satisfecho con los resultados. Estoy más que satisfecho…

¡ Estoy entusiasmado !

Además, soy un autodidacta extremo: Me gusta aprender continuamente y me gusta hacerlo de manera autónoma. Cuando empiezo con algo, no paro hasta que llego al final del asunto. Los cursos presenciales y demás también me gustan (y ya he asistido a un par de ellos para mejorar mis competencias en redes sociales/internet), pero no puedes estar todos los días asistiendo a cursos. Sin embargo, sí puedes leer un poco de ese libro que te enseña algo nuevo cada día, sí puedes hacer un tutorial de 10 minutos que alguien se ha currado y colgado en youtube, sí puedes leer artículos de otros blogueros, y sí puedes tener un debate en redes sociales.

Gracias a las redes sociales he descubierto todo un mundo nuevo, y he de decir ¡¡¡ que me encanta !!!.

  • Me encantan las posibilidades y el futuro que viene con esto.
  • Me encanta haber podido contactar con personas increíbles por Twitter como @dlacalle, @martinhuete, @TorrasLuis, @santacruz_s_a, @_perpe_  y otros muchos (perdonad que no os nombre específicamente).  Personas con las que quizá, jamás habría podido cruzar una palabra si no fuera gracias a Twitter y LinkedIn.
  • Me encanta que cualquier persona que sienta interés por temas financieros pueda ponerse en contacto conmigo tan fácilmente.
  • Me encanta que me hayan salido varias oportunidades profesionales que sin duda voy a aprovechar en breve, espero contar con vuestro apoyo.
  • Y me encanta, todo lo que estoy aprendiendo del mundo y sobre mí mismo en estos meses en los que he podido reflexionar sobre qué rumbo profesional quiero tomar, o mejor dicho retomar, que no es otro que las finanzas y los mercados financieros.

 

Cuando uno deja de aprender cosas en esta vida, creo que empieza a morir poco a poco. 

  • Y es por eso,  por lo que ya estoy en Facebook:

En cuanto empecé a estudiar estadísticas de navegación web, de la procedencia del tráfico de los blogs, etc. enseguida comprendí que quizá no me gustara Facebook, pero no podía NO ESTAR en él. Hay personas que pasan más tiempo en Facebook que en la propia red. Y son muchos.

Así que, puesto que ya está más que demostrado que estamos en un Estado Policial, que hemos perdido nuestra privacidad no sólo por las redes sociales, sino porque los estados del mundo nos espían de todas las formas posibles: acceso a tus correos electrónicos, acceso a los contactos de tu móvil, cámaras de vigilancia por todas las calles, parkings que controlan la matrícula de tu vehículo y saben horas de entrada/salida, cámaras en todas las plazas, carreteras y circulares del país, grabación de conversaciones, grabación de páginas que buscas en internet, etc. etc, etc.

Puesto que hemos entrado de pleno en el futuro imaginario de 1984, ¿por qué no estar en Facebook y aprovechar todo lo bueno que nos aporta?

Bien, pues ya estoy en Facebook, y todos los que queráis estar informados de los asuntos que trato en este blog, podéis seguirme allí, o dónde os salga de la real gana.

Actualización: Debido al cambio de dominio del blog, la página de Facebook es ahora http://www.facebook.com/topfinanzas