240px-US-FederalReserveSystem-Seal.svg

La reserva federal es el banco central más poderoso del mundo.

La reserva federal estadounidense, comúnmente llamada FED, es el banco central más poderoso del mundo. Lo es, no sólo porque Estados Unidos sea la primera potencia económica, sino porque el dólar es la divisa que actúa como principal reserva internacional.

¿Qué quiere decir esto?

La economía está globalizada, y eso ya lo sabemos todos, pero en lo que quizá no te has fijado es cómo funciona todo este tinglado internacional.

 

En los mercados globales se negocian todo tipo de bienes y servicios, pues los países exportan e importan bienes hacia/desde el resto del mundo.

Estas exportaciones e importaciones se negocian habitualmente en dólares. Lo que quiere decir que el exportador recibirá dólares (que luego deberá transformar en su propia divisa para usarla dentro del país) y el importador pagará en dólares (lo que significa que deberá cambiar su divisa por dólares para poder comprar al exterior).

Además, todas las materias primas del mundo: petróleo, oro, plata, cobre, aluminio, plomo, trigo, maíz, soja, café, etc. se negocian en dólares. Por tanto, cualquier empresa que necesite comprar estas materias primas en los mercados internacionales, tendrá que hacerlo en dólares.

Todo esto significa que el flujo monetario del mundo entero acaba pasando por el dólar. Todo el torrente de transacciones internacionales acaba transformándose en dólares en algún punto del camino. Y claro,  esto tiene un …precio.

El valor de todas las divisas es relativo, y por eso todas ellas tienen sus respectivas cotizaciones. La cantidad  en circulación, de cada divisa particular, es una variable muy importante en las cotizaciones.

Veámoslo con un ejemplo.

Supongamos unas condiciones de partida siguientes:

balanza-euro-dolar

Dos economías, la europea y la americana, cada una con su divisa parten con la misma cantidad de dinero total en sus respectivas economías. Por tanto podríamos decir que 1 dólar = 1 euro.

 

 

 

balanza-hamburguesa-dolar balanza-hamburguesa-euroUna hamburguesa es una hamburguesa aquí y en cualquier otra parte del mundo, por tanto debería costar lo mismo. Esto se conoce como paridad del poder adquisitivo.

Supongamos que tanto en USA como en Europa, una hamburguesa equivale a una unidad monetaria. Un dólar para USA y un euro para Europa.

 

 

¿Qué pasa, si uno de los bancos centrales, decide duplicar la cantidad de dinero en circulación?

 

balanza-euro-dosdolaresEn éste caso, si la FED decide duplicar la cantidad de dinero, el dólar debería depreciarse respecto del euro, hasta alcanzar una proporción de 2 a 1…. y el precio de la hamburguesa debería duplicarse en USA por la inflación. Ocurriría lo contrario si decide disminuir la cantidad de dinero.

Si existiera información perfecta en los mercados, todo esto ocurriría de manera instantánea, pero todos sabemos que no es así. El cambio de la divisa generalmente reflejará estos cambios mucho más rápido que el precio de las hamburguesas, pues es un mercado que cotiza diariamente. Sin embargo,  los McDonalds del mundo no pueden estar cambiando sus precios a cada cliente que entra por la puerta. Por esta razón, todos estos procesos tardan bastante tiempo en completarse, y producen desequilibrios en los distintos países.

 

 

Estos desequilibrios generan que:

  • Un país con una moneda fuerte, pueda comprar más unidades de la moneda débil ( en nuestro ejemplo, al principio con un euro nos daban un dólar, pero tras la decisión de duplicar la cantidad de dinero por la FED, acabarán dándonos dos dólares), y de esta manera podría importar cosas más baratas y también le costará más exportar. También significa, que las empresas del país con moneda fuerte podrán comprar empresas del país con moneda débil con suma facilidad.
  • Un país con una moneda débil podrá exportar más fácilmente al país con la moneda fuerte, pero sus importaciones serán mucho más caras.

Todas estas políticas monetarias, tienen la capacidad de afectar al reparto de poder en el mundo. Y puesto que la FED, está determinando el  valor real del dólar con sus políticas, está afectando a todas las transacciones internacionales se realizan en dólares. Sus decisiones, afectan a todos los países y economías del mundo.

Por eso, el resto de bancos centrales suelen reaccionar al ritmo que marca la FED, para que no se produzcan “ventajas injustas” entre los distintos países. Cuando se producen, en la prensa salen titulares como “guerra de divisas”, “USA advierte a China que deje que se revalúe el Yuan”, etc.

La FED es por tanto, el banco central del mundo, sus decisiones se transmiten a través del dólar y los tipos de cambio de éste, respecto del resto de divisas, acaban afectando a todas las economías del planeta.

Vigilar el valor del dinero, es una de las tareas más importantes de un inversor, por eso, todos los inversores profesionales están muy pendientes de la FED.

 

¿Quieres mantenerte informado de nuevos artículos? Suscríbete en la barra lateral o sígueme en las redes sociales.