Existe una ley que gobierna los mercados. Ignórala y fracasarás como inversor. Domínala y las puertas de la rentabilidad se abrirán ante ti. No es una ley aprobada democráticamente y sin embargo, funciona a base de votos. Es una ley que podríamos decir, que forma parte de las leyes propias de la naturaleza. Se llama ley de oferta y demanda. Esta ley puede adquirir muchas y variadas formas, pero todos los mercados la obedecen. El ser humano a veces se cree superior e intenta poner límites a la ley de oferta y demanda, pero lo único que consigue es que surjan mercados negros, economías sumergidas, sectores mafiosos, etc.

ley-oferta-demanda

Para los que quieran explicaciones académicas, wikipedia tiene una buena explicación.

 

Este artículo, “La ley del mercado”, es para los que prefieren las historias:

 

Imagínate que llegas a la tierra y eres el único ser humano del planeta. Tu conocimiento es, únicamente, el del medio que te rodea. Por tanto, tus deseos, son deseos respecto de las cosas que puedes ver, oír, sentir y tocar. Nadie te ha enseñado nada más, que lo que puedes aprender por ti mismo, interactuando con la naturaleza.

Como ser humano, tienes unas necesidades básicas, que no obedecen a razonamientos, sino a sentimientos. Sientes hambre, sueño, frío, calor… e instintivamente sabes lo que debes hacer, para calmar esos mensajes que te manda tu propio cuerpo.

Cuando llega la primavera, hay una abundancia exuberante en la naturaleza. Tienes al alcance de tu mano todo tipo de alimentos. Las frutas cuelgan de los árboles a tu paso. Las lechugas crecen espontáneamente en los campos. Pequeños animales se cruzan a tu paso por los senderos. La oferta de la naturaleza es abundante y el esfuerzo que necesitas hacer para cubrir tus necesidades pequeño.

Cuando llega el invierno, apenas hay nada para comer. Algunos frutos secos. Alguna fruta difícil de encontrar. Raíces y bulbos que hay que buscar escarbando en la tierra. Los animales escasean porque pasan mucho más tiempo en sus madrigueras. Para comer, necesitas realizar un esfuerzo mucho mayor, aunque tus necesidades son las mismas.


Explicación: 

Cuando la oferta es abundante (primavera), a igual demanda (necesidades), el esfuerzo a realizar (precio) es bajo.

Cuando la oferta es escasa (invierno), a igual demanda (necesidades), el esfuerzo a realizar (precio) es alto.

 


 

Al año siguiente, decides ahorrar en primavera (haciendo un esfuerzo superior al de tus necesidades del momento) para que cuando llegue el invierno, no te cueste tanto alimentarte. Y así es, el invierno siguiente fue menos duro que el anterior.

Desgraciadamente para ti, la historia no acaba aquí…

Por arte divino, un buen día empiezan a aparecer  de manera continua más y más personas. Cada día llegan al paraíso personas nuevas, que traen sus necesidades. Te encuentras que a la primavera siguiente, cuando pasas por los caminos ya no hay frutas, ni lechugas, ni animales. Te cuesta cada vez más, encontrar algo, que llevarte a la boca. Aún así, de vez en cuando encuentras un poco de comida, pero te cuesta caminar durante horas cada día para encontrarla.


 

Explicación: 

Cuando la demanda (necesidades de muchas personas) es alta, a igual oferta (comida que crece naturalmente) el esfuerzo a realizar (precio) aumenta.


 

A partir de aquí la historia puede tomar varios caminos, algunos más dramáticos que otros:

- Si alguien tiene capacidades creativas para hacer que las condiciones sean más favorables y que la naturaleza ofrezca más comida, nacerá la innovación tecnológica, la ciencia, etc que aumentarán la oferta.

- Si sigue aumentando el número de personas y tienen que empezar a competir para comer, entonces comenzará la negociación política o la violencia.

- Algunos decidirán “asentarse” junto a un manzano y…nacerá la propiedad privada (defendida realmente por la fuerza).

- Si los más fuertes se apropian de toda la comida…los más débiles pueden asociarse en su desesperación por comer y nacerá…la sociedad democrática (una mayoría impone su fuerza a una minoría).

- Cuando alguien dentro del grupo, demuestre más capacidad, habrá nacido un líder o quizá un dictador.

- Cuando varias de estas asociaciones de personas se enfrenten por un bien, habrá nacido la guerra, los ejércitos, la política “internacional”…

- Los que no puedan satisfacer su demanda, perecerán…habrá nacido el tercer mundo.

- Pueden nacer grupos de poder que se apropien de recursos muy amplios, naciendo los monopolios, oligopolios,…

- Y así, podemos enumerar cuantos efectos queramos de nuestra sociedad.


 

Explicación:

Como puede ver, la ley de oferta y demanda puede llegar a explicar muchas cosas. De hecho, toda la historia del ser humano puede verse como una historia de oferta y demanda. Una historia de poder y dinero.

Un inversor de éxito es un maestro en el conocimiento e interpretación de esta ley, la cual utiliza en su propio beneficio.

Podemos seguir cualquier corriente filosófica,  militar en cualquier formación política, ser del Barça o del Madrid. Nada de esto importará. Si la oferta no es capaz de cubrir la demanda, el esfuerzo a realizar será cada vez más alto. El precio puede llegar a ser tan alto como la propia vida.

Pero si la oferta es abundante en relación a la demanda, el precio a pagar será muy bajo. Tan bajo como pasear por el campo, mientras disfrutas de los rayos del sol.

_______________________________________________________________________________

¿Cómo usar la ley de oferta y demanda en la bolsa?

 

La bolsa, como todos los mercados, obedece a esta ley. 

La oferta, representa los títulos disponibles para ser vendidos, y la demanda, representa el dinero que se ofrece a cambio de títulos.

A modo de ejemplo y sin que sea una lista exhaustiva:

Algunas cosas que aumentan la oferta general de títulos (fuerzas que bajan los precios):

  • Emisiones de títulos nuevos: OPVs, ampliaciones de capital, splits,
  • Cambio en las necesidades de los actuales accionistas: grandes paquetes que antes estaban cautivos y ahora quieren venderse por alguna razón (participaciones que dejan de ser estratégicas, necesidades para pagar deudas, etc.)
  • Cambio en las expectativas de los actuales accionistas: piensan que hay mejores oportunidades, que el futuro de la empresa es sombrío, nuevas regulaciones que afectan al sector…

 

Algunas cosas que aumentan la demanda (suben los precios):

  • Recompras por parte de la empresa que disminuyen el número de títulos en circulación (también disminuye la oferta una vez la recompra se ha efectuado).
  • OPAS (aumentan la demanda del momento y si son excluyentes -sacan a la empresa de la bolsa- entonces disminuyen la oferta de títulos posteriormente)
  • Grandes inversores que compran paquetes que quedan ahora cautivos, disminuyendo los títulos en circulación.
  • Numerosos pequeños inversores que se lanzan en masa a la compra de títulos.
  • Cambios en las expectativas de los que desean adquirir títulos (mejores perspectivas de beneficios, cambios legislativos,
  • Alianzas estratégicas entre empresas que se comprometen a cruzar participaciones.

 

Por regla general, ten en cuenta que las small-caps necesitan mucho menos dinero para subir que los blue-chips, y que los grandes inversores lo saben (por eso empiezan acumulando acciones de empresas muy grandes…para que no se note su demanda).

Los inversores suelen hablar de análisis fundamental y análisis técnico para analizar las inversiones. En mi opinión ambos son necesarios. Pero, estrictamente hablando, es el análisis técnico el que se dedica a estudiar la oferta y la demanda.

El análisis técnico es un campo que ofrece amplias oportunidades para ser creativo y en el que abundan los…charlatanes. La mayor parte de indicadores (diría que más del 95%) sirven de muy poco.

Lo que siempre te va a servir, es algo tan simple, como hacerte estas preguntas:

  • ¿Están los precios subiendo o bajando? (Hay que comprar lo que está subiendo)
  • ¿Están los volúmenes de negociación subiendo o bajando? (El análisis del volumen nos ofrece fuertes indicios cuando entran o salen grandes inversores).
  • ¿Cuántas acciones del total del mercado están subiendo y alcanzando nuevos máximos  y cuántas están bajando?

 

Pero sobre todo lo anterior hay que analizar la fuerza más poderosa que hay en los mercados: EL DINERO.

Para que las acciones suban hace falta dinero, mucho dinero, demandando títulos.

Para que las acciones bajen, apenas hace falta que haya unos cuantos títulos a la venta….y nadie que quiera comprarlos.

Por eso suele decirse que las acciones suben por la escalera y bajan por el ascensor.

En los tiempos actuales, toda la demanda de títulos se expresa a través del dinero (el trueque está casi extinto), y el dinero es un bien regulado, controlado, manipulado por los bancos centrales y todo el sistema financiero en su conjunto.

La abundancia de dinero depende de la política monetaria de un banco central, de la política fiscal (no sólo impuestos sino también gasto público y estímulos) de los gobiernos, de la confianza de los empresarios y consumidores (que cuando es alta hace que pidan prestado y gasten dinero).

Aquí es muy importante ser conscientes que el dinero total de la economía no es el papel físico, que apenas representa un porcentaje ínfimo del dinero total que se mueve, sino su modalidad electrónica en forma de créditos, deudas, hipotecas, anotaciones en cuentas corrientes, etc.

 Stanley Druckenmiller , que gestionó el Quantum Fund de George Soros desde 1988 hasta el año 2000 según wikipedia, en su entrevista publicada en el libro The New Market Wizards de Jack Schwager dice: ” The catalyst is liquidity, and hopefully my technical analysis will pick it up”, que viene a significar “El catalizador es la liquidez y con suerte, mi análisis técnico la identificará”.

El dinero es la fuerza más poderosa que existe en cualquier mercado, y cuando un gran inversor dice que usa el análisis técnico, casi nunca se refiere a cosas como figuras chartistas, indicadores tipo ADX, RSI, etc, aplicadas a un valor en concreto y que no funcionan consistentemente, sino con el análisis técnico de los factores que afectan a la oferta y la demanda de títulos y dinero.
¿Quieres mantenerte informado de nuevas entradas?. Suscríbete al blog, sígueme en redes sociales.