Parecía imposible pero no. Existe una fórmula matemática que te asegura tener éxito en la bolsa. Ignórala bajo tu responsabilidad. Pero esta fórmula te ofrece un marco bajo el cual puedes pensar, y desarrollar, todo lo que necesitarás para tener éxito.

Te presento la fórmula que te ofrece las claves del éxito en la inversión en bolsa.

Imagen fórmula éxito en la bolsa

 

  • B de Beneficios

Esta parte todos la tenemos clara. Invertimos para obtener beneficios. No hay otra razón. Aunque bueno, algunos pueden invertir como ludópatas por el subidón de adrenalina, pero si tu motivación es la adrenalina lo vas a tener difícil a largo plazo.

  • R de Perfil de Riesgo

Ignora tu perfil de riesgo y estarás perdido. Conocer el propio perfil de riesgo es algo que es básico y fundamental. Sólo así podrás cuantificar el riesgo que estás dispuesto a tomar sin que te afecte emocionalmente. Si la cantidad de riesgo asumido no te deja dormir por las noches y hace que estés todo el día pensando en tu cartera, será cuestión de tiempo que un vaivén contra tu posición te haga tomar una decisión irracional. Esa decisión estará motivada por fuertes sentimientos: aceleramiento del pulso, tensión muscular, encogimiento estomacal y similares.

No lo dudes: Al cabo de un tiempo la posición se recuperará y sentirás una profunda desazón. En ese momento pensarás: “no debía haber vendido”. Pero no digas que alguien no te advirtió: El verdadero error fue NO TENER EN CUENTA TU PERFIL DE RIESGO sincero y real en primer lugar.

En las actividades bursátiles, por regla general, lo fácil es asumir más riesgo del que se debería. A todos los que llevamos en esto el tiempo suficiente nos ha pasado. Aprende la lección antes de que tengas que pagar por el error con dinero contante y sonante.

  • C de conocimiento.

Tienes que formarte. No hay excusa. Hoy en día la información es fácilmente accesible. Es cierto que hay mucha información de baja calidad, pero con el empeño suficiente encontrarás lo que necesitas.

Tienes que saber mucho de todas las estrategias que es posible utilizar, porque solo así podrás elegir cuáles son las que mejor se adaptan a tu personalidad, a tu manera de ver el mundo, al tiempo y capital que tienes disponible, etc.

Esto incluye conocimientos de:

- Análisis fundamental: fundamentos del valor y el crecimiento empresarial.

- Análisis técnico: aunque en mi opinión hay demasiadas cosas inútiles en este ámbito fomentado por los vendedores de software gráfico, brokers interesados en operaciones de corto plazo, etc. Bien usado tiene validez, pero hay que haber trasteado mucho para darse cuenta de qué es útil y qué es información tóxica. En mi opinión los mejores son: fuerza relativa (no el RSI que es otra cosa), indicadores de sentimiento, de amplitud de mercado, medias móviles y volatilidad. Lo demás en mi opinión sobra, pero debes ser tú el que saque sus conclusiones.

- Análisis cíclico: Comprender el ciclo económico y monetario te ayudará a conocer los tiempos que corren. Una buena dosis de historia económica es según el inversor Jim Rogers, la mejor inversión que realizarás de tu tiempo para sacar rentabilidad de los mercados.

- Análisis macroeconómico: Los potenciales de crecimiento de los distintos países y bloques geopolíticos son fundamentales para la rentabilidad a largo plazo. Mira los países que más crecieron y la evolución de sus bolsas, y será como mirar una bola de cristal a nivel de rentabilidades. La volatilidad necesaria para alcanzar esas rentabilidades ya es otra cuestión.

- Sistemas automáticos: Cuanto más los estudies más consciente serás de sus riesgos. Si los adoptas sin estudiarlos a fondo te costarán una fortuna. Si los usas adecuadamente te ofrecerán disciplina y método. Yo los prefiero como base para un modelo de toma de decisiones de inversión discrecional.

- Gestión de carteras: Asignación de activos, CAPM, MPT, etc. son conceptos que hay que conocer a fondo, para saber sus fortalezas y debilidades. No es oro todo lo que reluce.

- Gestión monetaria: Uno de los conceptos peor entendidos que hay en el mundo del trading es el de la gestión monetaria. Repetido hasta la saciedad en todos los blogs de trading, te aseguro que son muy muy pocos los que saben de qué están hablando. Un consejo: hasta que no seas capaz de comprender los libros escritos por Ralph Vince, incluidas sus fórmulas matemáticas y conclusiones estadísticas que se derivan no  sabrás nada, así que olvídate de aplicar fórmulas de kelly y similares, porque te garantizo que no sabrás lo que estás haciendo.

Una vez sepas un mínimo de todo lo anterior, podrás pasar a la siguiente fase…

  • E de Estrategia

Aquí es dónde comienza el verdadero meollo de la cuestión. Elegir una estrategia de inversión adecuada. Adecuada al perfil de riesgo, adecuada a tus creencias adoptadas en la fase de conocimiento, adecuada al capital disponible, adecuada al tiempo que puedes dedicarle al mercado, adecuada el espacio temporal de tus objetivos de inversión, etc.

Elige bien y no te desvíes.

  • P de Proceso

En la fase estratégica estás en el plano teórico y conceptual. El proceso se refiere a las tareas que precisa la estrategia de inversión escogida.

¿Qué tareas hay que realizar?

¿Quién va a realizarlas?

¿Cuándo vas a realizarlas?

¿Qué información necesitas?

¿Dónde está disponible?

¿Qué coste tiene esa información?

El proceso hay que plasmarlo en el calendario, o si no ….

  • D de Disciplina

Todo lo anterior no tiene sentido si no tienes la disciplina necesaria. Usando una metáfora:

Una cosa es elegir “Ir al gimnasio como estrategia para ponerse en forma” – Estrategia de inversión

Otra es crear la “Tabla de ejercicios y fechas/horas para ir al gimnasio” – Proceso

Y una muy distinta es “ir al gimnasio y hacer la tabla” – Disciplina.

¿Ya has elaborado un plan de inversiones que refleje todo lo anterior?

Pues si no lo tienes, deberías ir pensando en elaborar uno.

Me encantará saber tus experiencias al respecto. Si te apetece, deja un comentario.

Y si te ha gustado, compártelo.